Bienvenido a Sott.net
jue, 17 oct 2019
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Brain

El vínculo entre el déficit de acetilcarnitina y la depresión

Según un estudio publicado hace solo unos meses por la Universidad de Stanford, los pacientes con depresión severa y resistente al tratamiento, presentan un déficit en una molécula muy concreta: la acetilcarnitina. Esta sustancia regula el estrés, así como el gen que controla el glutamato, favoreciendo incluso la producción de la proteína BDNF.
neuronas
Todos hemos oído hablar o hemos visto en las farmacias ese suplemento dietético llamado acetilcarnitina. Se vende como nootrópico para mejorar nuestras funciones cognitivas y es común encontrarlo en tres formas: la L-carnitina como suplemento deportivo, el propionil l-carnitina para las enfermedades del corazón, y la acetil l-carnitina para el sistema nervioso central.

Comentario: Asimismo puede leer:



Brain

Los efectos nocivos de consumir cannabis para el cerebro

El consumo de cannabis es un tema con muchas controversias. Decenas de estudios se acumulan para determinar sus beneficios y sus efectos adversos. Por otro lado, a medida que esta sustancia se legaliza cada vez en más países, los expertos se preguntan en qué medida el cannabis y sus derivados de uso medicinal son útiles, y en qué medida resultan dañinos, especialmente si consideramos los efectos del cannabis en el cerebro a largo plazo.
cannabinoides
Como droga recreativa, el cannabis es muy popular. Su uso terapéutico está bien establecido. Productos derivados del cannabis o aceites esenciales se emplean en el tratamiento del dolor crónico o la epilepsia. Sin embargo, un nuevo estudio advierte que el consumo de cannabis a largo plazo puede dañar el cerebro.

Brain

Nuestro cerebro nos predispone a perdonar a los demás y a mantener relaciones sociales aunque sean tóxicas

Las personas formamos opiniones éticas sobre los demás con rapidez, sin esfuerzo y desde edades muy tempranas. De esta forma, catalogamos a las personas con las que nos encontramos, estableciendo un índice moral sobre si esas personas las consideramos amistosas, rivales, competitivas o incluso peligrosas.
Cerebro y perdón
© Mark Filter
Además, a las personas a las que otorgamos connotaciones morales negativas les prestamos más atención y las identificamos con mayor rapidez que a las que pensamos que son amistosas o inofensivas.

Comentario: Asimismo lo invitamos a leer:



People

No te tomes las cosas de manera personal: El mundo no gira en torno a ti

Cuando alguien te falta el respeto, no te trata bien o te decepciona, es fácil llevar ese comportamiento al plano personal. Es probable que te culpes por lo ocurrido o que pienses que esa persona tenía algo en tu contra. Sin embargo, tomarte las cosas de manera personal es emocionalmente agotador e implica un arduo trabajo cognitivo completamente innecesario que terminará dañando tu autoestima.

hombre señalando con el dedo
Existe una enorme diferencia entre ser reflexivo y tomarse las cosas de manera tan personal que termine dañando tu equilibrio psicológico. Si aprendes a no tomarte nada personal, tendrás un mayor control sobre tus respuestas y emociones, no permitirás que estas dependan de los comportamientos de los demás. Sin duda, se trata de una gran conquista en tu camino de crecimiento personal que te reportará una enorme paz interior.

Comentario: Puede leer también: No es nada personal


Family

Por qué los niños necesitan a sus padres (o al menos modelos paternos): La masculinidad se vuelve tóxica sólo cuando no tiene sentido

Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Cuando pasas tiempo con niños y niñas, una de las primeras cosas que notas es que generalmente son profundamente diferentes. Lo digo en general, por supuesto, porque hay excepciones a toda regla de comportamiento humano. No todas las chicas son iguales. No todos los chicos son iguales. Pero hay verdades generales, y aquellos que ven el mundo con ojos honestos pueden verlas todos los días.
sledding
© Frank Polich/Reuters
A veces pienso en la semana que pasé hace unos años acompañando a mi hija en su viaje de estudios de octavo grado a Washington, D.C. Fue como pastorear dos colonias diferentes de humanos. Estaba el grupo de chicas - calladas, obedientes, ocasionalmente llenas de lágrimas, pero manejando su drama a través de mensajes de texto y medios de comunicación sociales. Luego estaba el grupo de niños, mejor descrito como una pelea continua de bajo nivel. Estaban constantemente empujando, agarrando y burlándose. A menudo se podía discernir las mejores amistades encontrando a los tipos que más agresivamente se atacaban entre sí, verbal y físicamente.

Los patrones - aunque menos pronunciados, ya que todo es menos pronunciado fuera de la escuela media - persisten durante toda la vida. Los chicos son más fuertes que las chicas. Son más activos físicamente, menos dispuestos a quedarse quietos. Son más agresivos. En muchos sentidos, su propia naturaleza se rebela contra el creciente énfasis en el orden y la tranquilidad de la educación estadounidense. Hay menos espacio para jugar. Hay menos espacio para el conflicto. Hay menos espacio para los niños.

En este punto, ninguna persona seria puede argumentar que los niños como grupo no están enfrentando desafíos profundos. Ninguna recitación de estadísticas sobre la composición de las salas de juntas o las filas de los programadores informáticos (que representan valores atípicos de alto rendimiento) puede cambiar el hecho fundamental de que millones de niños se están quedando atrás. Millones de niños están perdidos. Están perdiendo terreno en la escuela. Tienen más de tres veces más probabilidades de suicidarse. Tienen el doble de probabilidades de morir en una sobredosis de opioides. Tienen casi siete veces más probabilidades de ser víctimas de la violencia armada.

Comentario: Nunca será suficiente la necesidad de estar bien informados sobre esta crisis de la masculinidad que nos afecta a todos: Y no se pierda nuestro programa SRN (SOTT Radio Network) dedicado al arquetipo masculino:




Brain

Cómo puede aumentar el BDNF, la proteína clave para las células cerebrales sanas

El factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) es una pequeña, pero poderosa proteína, que estimula la producción de nuevas células cerebrales y fortalece las existentes. Más específicamente, al liberar BDNF se activan una serie de genes que desarrollan nuevas células y vías cerebrales. Así, tener alto el BDNF te hace aprender más rápido, recordar mejor, envejecer más despacio y volver a conectar tu cerebro rápidamente. En este artículo vamos a ver cómo estimular el BDNF para favorecer todo esto.
bdnf proteína
Hasta hace relativamente poco tiempo, se creía erróneamente que los humanos nacemos con un número determinado de células cerebrales y que nunca podrías desarrollar otras nuevas. Pero a principios de la década de 1980, los investigadores descubrieron y aislaron una proteína que se descubrió que estimula el crecimiento de nuevas células cerebrales: el factor neurotrófico derivado del cerebro o BDNF. Pero el BDNF hace mucho más que provocar el crecimiento de nuevas células cerebrales.

Comentario: Asimismo le recomendamos al lector los siguientes artículos:



Brain

Las características y funciones del sistema nervioso parasimpático

Relajarnos después de un esfuerzo o una situación de estrés. Regular los latidos del corazón tras una carrera o un sobresalto. Relajar nuestros pulmones y reducir la entrada de oxígeno y favorecer así un estado de calma... Todos esos procesos tan esenciales en nuestro día a día, los regula y controla una parte esencial de nuestro cuerpo: el sistema nervioso parasimpático.
sistema nervioso
Hace poco hablamos en nuestro espacio del sistema nervioso simpático y de su participación en otro tipo de conductas: las relacionadas con la activación, la respuesta fisiológica ante una amenaza, ante el estrés, etc. En este caso, estamos en esa parte del sistema nervioso autónomo que facilita el restablecimiento de la energía corporal. Asimismo, son tareas que este conjunto de fibras nerviosas y ramificaciones llevan a cabo sin control consciente.

Heart

El anhelo de amor no es una debilidad: todos necesitamos conexión

"La necesidad más profunda del hombre es la necesidad de superar su separatidad, de abandonar la prisión de su soledad", dijo Erich Fromm. Por desgracia, una sociedad que alimenta valores como el individualismo y la competitividad nos hace sentir inadecuados si reconocemos que necesitamos ser amados. Entumecer emocionalmente a los individuos y condenarlos a la soledad como símbolo del éxito es uno de los caminos que conduce a la alienación y desesperación.

amor
© Desconocido
Sin embargo, la necesidad de amor no es una debilidad, y reconocerla es símbolo de sabiduría y madurez emocional. De hecho, una de las creencias más limitantes y dañinas que podemos alimentar consiste en pensar que la necesidad de ser amados es una debilidad.

Comentario: Podríamos decir que esa "necesidad de amor", realmente hace referencia a una necesidad de conexión con los demás.

Al respecto, recomendamos leer:


Arrow Up

Cómo combatir el estancamiento que nos impide avanzar hacia nuestros objetivos

Sentirse estancado es una sensación muy desagradable. Imaginemos que nos encontramos en una encrucijada y que tenemos tres caminos delante de nosotros. A pesar de contar con más de una opción y de saber, más o menos, cuál es nuestra favorita, nos quedamos quietos. Así pasan días, semanas, meses e, incluso, años. Por algún motivo que desconocemos, no logramos combatir el estancamiento que tanto nos está limitando.

estancamiento
© Desconocido
Esto es algo que muchas personas -por no decir todos- han experimentado en alguna ocasión en su vida. Algunas, incluso más de una vez. Esta sensación suele aparecer cuando no tenemos metas ni propósitos. Los días son todos iguales, grises y esto puede hacer que sintamos una fuerte angustia. Nos bloqueamos y continuamos en el mismo lugar porque no sabemos cómo salir de esta situación.

Comentario: Al respecto, recomendamos leer:


Magic Wand

Éstas son las 4 claves para combatir los malos hábitos y cambiar tu mente

Una estratégica muy básica para reprogramar tu cerebro.

mente
Somos animales de hábitos. El hábito es una segunda naturaleza, una segunda naturaleza que puede ser odiosa y parecer casi un destino inescapable. Sólo que en realidad no lo es. Por más arraigados que estén los hábitos, pueden cambiarse, especialmente a través de otros hábitos, observando nuestras reacciones atentamente y reprogramando nuevos patrones poco a poco.

Según han notado diversos investigadores, el cerebro tiende a formar hábitos como una forma de ahorrar esfuerzo; por ejemplo, si cada vez que fuéramos a manejar tuviéramos que estar conscientes de todo lo que estamos haciendo, sería desgastante. El piloto automático hace sentido para gran parte de la existencia, aunque no para todo.

Cuando el cerebro identifica que ciertos comportamientos producen una recompensa, entonces se crea un hábito. Pero el cerebro no nota realmente la diferencia entre una buena recompensa y una mala -o lo que a nosotros, como el yo que supuestamente controla el organismo, nos parece mala-. Hacer ejercicio o meditar, al igual que ver videos de YouTube durante horas y comer donas, produce ciertas recompensas y genera hábitos.

Comentario: Puede leer también: